Muchos terapeutas nos dedicamos a la atención del niño con discapacidad.

El cuidado de las manos en una persona con déficit de movilidad es prioritario para el  desarrollo de las actividades de la vida diaria y  el acceso al aprendizaje, más aún si esa persona está en desarrollo.

Sabemos que el niño aprende porque es capaz de interaccionar con el entorno, jugando las manos  un papel fundamental en la comunicación, el acceso al medio, el desplazamiento… Pero, ¿cómo se construye en el cerebro del niño la función de la mano?, ¿resulta relevante para el tratamiento  del niño con afectación cerebromotriz conocer el desarrollo normal?
En cuanto a las terapias que utilizamos para el abordaje de las manos del niño con afectación neuromotriz, nos encontramos actualmente en un periodo de transición en el que se están abandonando los métodos o conceptos con nombre y apellido por una fisioterapia o terapia ocupacional basadas en la evidencia, lo que nos exige como terapeutas de mano ser capaces de medir para valorar la eficacia de nuestros abordajes terapéuticos. Pero, ¿qué aspectos refiere la evidencia que son más relevantes a considerar en el tratamiento del niño con afectación cerebromotriz y cómo los podemos medir?, ¿contamos con escalas validadas?
Actualmente existen terapias emergentes para el abordaje del niño con parálisis cerebral hemiparésica, como son la Terapia del Movimiento Inducido por Restricción o Constraint Induced Movement Therapy y la Terapia Bimanual Intensiva o Hand Arm Bimanual Intensive Therapy. ¿En qué consisten estas terapias?, ¿qué nivel de evidencia presentan?, ¿qué limitaciones encontramos a la hora de aplicarlas y cómo las podríamos solventar?
Asímismo, influye la falta o la alteración de la aferencia sensorial en el desarrollo de la actividad manual del niño. ¿Cómo podemos evaluar si existe o no afectación sensorial?, ¿hay aspectos que nos limiten en el niño con afectación cerebromotriz: cognición, comunicación…?, ¿cómo podemos reeducar la sensibilidad  táctil en niños cuya movilidad intramanual es deficitaria?, ¿pueden ayudarnos las nuevas tecnologías?
Darnos cuenta del punto en el que estamos como terapeutas y poner en evidencia con qué herramientas contamos y las limitaciones que éstas presentan puede ser un buen punto de partida para retomar nuestra andadura como terapeutas de mano pediátricos, ¿no creéis?
Estáis invitados a discutirlo con nosotros.
Os esperamos.
Maribel Ródenas Martinez
fisioterapeuta
Moderadora de la mesa mano pediátrica
Share This