Históricamente el dolor se ha relacionado directamente con patología musculoesquelética o biomédica. Desde este punto de vista hemos sido capaces de explicar dolores relacionados con traumatismos o procesos degenerativos crónicos, en los que el dolor y la gravedad del mismo se relacionan directamente. Sin embargo, situaciones patológicas como el Síndrome de Dolor Regional Complejo, dolores de miembro fantasma u otros dolores maladaptativos de origen funcional, ponen de manifiesto la insuficiencia de este enfoque.

El desarrollo de nuevos modelos para explicar al dolor, en base a las investigaciones recientes en neurociencia, permite explicar estos fenómenos y desarrollar estrategias terapéuticas prometedoras en el tratamiento del mismo. Los esfuerzos dirigidos a modular el input nociceptivo son necesarios pero insuficientes en según qué situaciones. Los tratamientos actuales también dirigen su atención hacia la modulación del output doloroso.

Ante esta situación, parece imprescindible la clasificación del dolor en base a mecanismos, subdividiéndolo en dolor adaptativo o maladaptativo en un primer nivel. En cada caso, las características patológicas son diferentes y, por tanto, el tratamiento también debe serlo. La clasificación del dolor en base a mecanismos permite, además, establecer pronósticos con mayor precisión y facilidad, lo que redunda no sólo en beneficio del tratamiento individual, sino también en el del sistema sanitario.

En esta edición del HandFun, se ha incluido una mesa sobre dolor para que, entre todos, aprendamos a valorar, objetivar y tratar las alteraciones relacionadas con el dolor. ¿Te animas a participar en esta mesa? Te esperamos.

Arturo Such Sanz

Fisioterapeuta

Moderador de la mesa de dolor

Share This