S: SEQUENTIAL

When approaching the treatment of a damaged hand different movements can be affected by the pathological process. Quite often treating one structure can put other structures at risk. Working towards finger flexion in a passive and intensive way can stretch the extensor apparatus if there are any adhesions on it.

In other cases, As a result of protecting one structure from being affected others can develop mechanical problems. For example after a metacarpal bone injury the Metacarpophalangeal joint needs to be protected against extension contracture due to collateral ligament tightness. In the same position, extensor tendons can develop adhesions in the distal gliding range generating an extension lag.

We can also find cases in which there are dysfunctions in two directions and were different structures contribute to the dysfunction depending on the direction.

maps3

Treating all these elements in the same session may not produce a positive result if the sequence of treatment is not right. What do we aim to achieve? What are the main risks? Is any structure at particular risk?  Question such as these must be resolved before starting treatment. Establishing the ideal sequence greatly enhances the treatment.

Once passive movement has been attained there are still things to be done. Having passive movement doesn’t mean that patient will be able to do it by themselves. Getting the patients to move actively without compensating is the major challenge.

The sequences that we work on in MAPS therapy have been developed over 20 years until we have refined the ideal order for the exercises.  These sequences are not only for passive treatment but also involve active and functional work by the patient. As we understand it treatment hasn’t finished until the patient has recovered as much autonomy as possible.

S: SECUENCIAL

En el abordaje de tratamiento de la mano a menudo nos encontramos que hay diferentes movimientos involucrados en la disfunción y numerosas estructuras que contribuyen al problema.

En algunos casos puedes encontrar que al tratar una estructura puedes poner en riesgo a otra (el trabajo de flexión de las interfalángicas puede dañar el aparato extensor si éste se halla adherido).

En otros casos, la maniobra que te generaría una protección de una estructura dañada implica que otra puede desarrollar una disfunción. (Por ejemplo, en una fractura de metacarpianos la flexión de la metacarpofalángica protege los ligamentos colaterales, pero puede generar adherencia de los tendones extensores provocando un déficit de extensión activa).

Por otro lado puedes tener casos en que tengas disfunciones en dos direcciones y que diferentes estructuras contribuyan a la disfunción en cada uno de los sentidos.

Tratar todos los elementos en una misma sesión no implica que el resultado sea bueno si la secuencia de tratamiento no es la óptima. ¿Cuáles son los objetivos a lograr? ¿Cuáles son los riesgos principales? ¿Hay alguna estructura que esté especialmente en riesgo? Preguntas como éstas deben ser resueltas antes de empezar el tratamiento. Establecer la secuencia ideal nos potencia mucho más el tratamiento.maps3

Una vez conseguido el movimiento pasivo, el trabajo aún no está acabado. Conseguir que el paciente mueva activamente, sin compensaciones, puede llegar a ser un reto. Las secuencias que trabajamos con MAPS Therapy han sido desarrolladas durante más de 20 años hasta encontrar el orden ideal para obtener el mejor resultado. Estas secuencias no sólo nos van a acompañar en todo este proceso desde el trabajo pasivo, sino que abordan también el trabajo activo y, finalmente, el funcional. A nuestro entender el tratamiento no acaba hasta que el paciente es completamente competente y consigue una mejor autonomía

Share This